dimarts, 3 de novembre de 2009

ESCRIT DE DIEGO ARCOS, PRESIDENT DE CASAL D’ARGENTINA A BARCELONA, EN RELACIÓ AL REFERENDUM SOBRE LA INDEPENDÈNCIA DUT A TERME A ARENYS DE MUNT.

INDEPENDENCIA E INMIGRACION, EL VOTO DEL INMIGRANTE (Diego Arcos - Casal Argentino)

« a: 23-09-2009 10:56:35 »

Los inmigrantes que hemos decidido vivir en el Reino de España “aterrizamos” en una realidad concreta, que esta totalmente determinada por un conflicto histórico entre el Reino de España y las naciones sometidas por LA MONARQUIA borbónica: Galicia: Euzkadi y los Países Catalanes: Catalunya, Valencia, Alacant y las Islas Baleares.
Es lo mismo que les sucede a los inmigrantes que han llegado a Escocia o Irlanda.
Ese conflicto está allí y no podrán desconocer la realidad que les esperaba al llegar, instalada desde hacen siglos.
Ante estos conflictos históricos, en algún momento, la población deberá definirse. Como lo hizo el 41 % de los vecinos de Arenys de Munt el 13 de septiembre. Y entre la población estamos nosotros, los inmigrantes, que en Catalunya representamos mas del 20%.
En la consulta del domingo 13 de septiembre, que ya es una fecha para la historia de Catalunya y del reino de España, todos los vecinos del pueblo estaban habilitados para votar. Todos.
Incluyendo a los extranjeros, con o sin permiso de residencia.
Los requisitos para votar consistían en tener un documento válido para identificarse: DNI o pasaporte y estar censado en el municipio.
Esta es la realidad. El vecindario de Arenys de Munt, alcalde incluido y la mayoría de las entidades, no discriminaron entre nativos e inmigrantes.
Sencillamente, la consulta estaba destinada a todas las personas mayores de 16 años que estuvieran inscriptas en el padrón municipal.
En Arenys de Munt se consideró a los vecinos, sencillamente: ciudadanos, todos iguales.
ESTADO ESPAÑOL: LO CONTRARIO…
Mientras el Estado español nos maltrata, nos margina, nos rechaza en sus fronteras con modos carcelarios y racistas, mientras España continua su política de racismo jurídico e institucional, la sociedad catalana, organizada para reivindicar un derecho tan humano y elemental como es el derecho a expresar su opinión mediante una consulta, nos trata como iguales, nos reconoce nuestros derechos y nos invitan a participar de esta consulta.
Alguien podrá decir que el Estado español es un estado de derecho. Y no es así. Es un estado constitucional, dispone de una constitución. Pero este Reino de España es el único estado del mundo que dispone de una ley de Extranjería. Es decir una norma legal que garantiza con la fuerza de la ley la desigualdad entre las personas. Una ley española que mantiene al inmigrante como a alguien de afuera, como extranjero. Los países serios y mas o menos democráticos disponen de leyes de Inmigración. Es decir leyes que regulan como se entra y como se convierte un extranjero en un ciudadano.
Así las cosas, el Estado español nos lo esta poniendo muy claro.
Si tenemos que elegir entre una Republica catalana, que es todavía una realidad lejana y llena de incertidumbres, con algunos riesgos considerables o el Reino de España, visto el trato recibido como inmigrantes, aun hablando en castellano y sin comprender demasiado el tema histórico de Catalunya, para cualquier inmigrante estará claro.
Lo que ofrece el Estado español ya lo conocemos: desigualdad, maltrato y racismo.
Lo que nos ofrece Catalunya: Igualdad y respeto.
Es un excelente negocio. Los inmigrantes que estén empadronados en Catalunya, si se llega a concretar la Independencia serán Ciudadanos. Esto en lugar de ser súbditos del Rey de España.
Es una oferta imposible de rechazar. Pero hay más aun. Cuando a un inmigrante le pregunten: tú que prefieres, España o Catalunya. Una sola imagen aparecerá en su cabeza: la ley de extranjería española y el trato que nos dispensan.
¿Clarito no?
Visca viva) Catalunya Lliure (libre)


Diego Arcos. Casal Argentino

1 comentari:

Conxita Enrich ha dit...

Gracies per entendra la nostra queixa i fer-nos costat.